Salutación

Somos las palabras que habitamos:

la palabra cabal que aclara el mundo,

la que rompe en los labios abrasada

por el fulgor del día,

la que nunca encontró refugio en voz alguna,

la que nombra a los vientos,

la que dice la rabia, los oráculos,

la que bautiza al sol de los abismos,

la que nos acompaña hasta la tumba,

la que nos sobrevive,

la que fermenta oscura como el vino,

la que brota en la sangre como espiga,

la que esconde en sus sótanos la noche,

la enterrada en los pliegues del silencio.

En los hondos cimientos de la muerte,

en la sonora entraña de la vida,

en la casa del ser,

en la palabra.

Ante la tumba de César Vallejo

Anuncios